Comunidad Internacional de Poesía


MUJER Y FEMINISMO.

Comparte
avatar
Manuel Meneses Jimenez
Usuario

Masculino

MUJER Y FEMINISMO.

Mensaje por Manuel Meneses Jimenez el Lun 10 Jun - 21:49

“Lo único que nos puede conectar a la realidad es la fantasía”.

A veces uno cree que para lo único que sirven las sensaciones es para confirmarnos que estamos vivos, que respiramos, miramos, caminamos sentimos y por lo tanto existimos. Uno tiene la certeza de que en los últimos doscientos años en España se ha empezado a evolucionar tarde, muy tarde y además mal, es como si se dijera que siempre se llega tarde a todas las revoluciones pues los que ahora tenemos una cierta edad en años, ni muchos ni pocos sino todo lo contrario, vemos que hemos sido capaces de pasar del arado al ordenador en el corto periodo de la vida que nos ha tocado vivir y que esto es todo un lujo pensarlo y disfrutarlo.

Uno escribe, siempre lo he dicho, por pura rebeldía y porque a la vez que lo hace descubre cosas que antes no sabía: se escribe desde el querer saber y no tanto desde lo que se sabe y llegado a este punto se descubre también que la escritura se hace en ocasiones un acto también de emergencia. Leí del mexicano Octavio Paz que la única revolución que no ha fracasado es la del feminismo porque sencillamente aún no se ha llevado a cabo de la manera en que se llegará a ejercer y que será todo un éxito (si yo fuera una mujer sé cómo y de qué manera haría una revolución desde el feminismo que sé que no fracasaría, pero no lo soy).

Hoy estuve ojeando entre las hojas de la novela Daniela Astor y la caja negra de Marta Sanz y que habla del nudismo en aquella España de la década de los setentas del siglo pasado, el XX. Habla de la protagonista, Catalina, que estuvo como doce años comiendo migas de pan para que les crecieran las tetas, sí, así. Y fue al leer este dato cuando me acordé de lo que decía Octavio Paz acerca de la revolución de las mujeres y del feminismo. De esa época en España y de la realidad de las mujeres digo que casi éstas apenas han evolucionado en nada, o casi nada, pues siguen ocupando escalas inferiores al hombre en muchos aspectos y en otros incluso están peor que en aquellos años, y digo: antes de los setenta en España la mayoría de las mujeres tenían, o creían que tenían, el culo gordo y las tetas caídas; era casi así y es que si no lo fuera se lo creían porque la iglesia y otras instituciones ejercían de un poder de observación sobre éstas las mujeres que eran pocas, muy pocas, las que se atrevían a ponerse bonitas pues eso era de alto grado de sospecha social. Después vino lo que vino y fue eso que se dio a llamar el destape y que parecía que era para que ellas, sólo ellas, lo mostraran todo (los hombres no, y aún no), y ocurrió que lejos de parecer que ese hecho, el que las mujeres se destaparan, servía o iba a servir para hacerlas más libres (¿libres de qué?) ocurrió que eso fue también un fracaso porque con en tiempo se descubrió que el destape, el desnudo de la mujer, no sirvió ni se llevó a cabo para liberarlas de los complejos a las que fueron sometidas durante los años de la dictadura sino para hacerlas aún más “objetos” del los hombres, así de sencillo.

El feminismo como pensamiento social e incluso digo que político y emocional ha fracasado en el sentido de que aún no se ha ejercido de la única manera que se puede y se debería ejercer y es como fuerza de choque social contra las leyes machistas e inhumanas que el Hombre ha creado y crea y que incluso dañan a los de nuestra propia especie, los hombres: el machismo no es sólo un acto sino también una fuerza de imposición sobre el Ser Humano que ha de ser erradicado y esto sólo se puede hacer desde una fuerza con similares connotaciones pero no con iguales hechos o actos. Las realidades se construyen todas a partir de sus propias experiencias, sus propios actos y en este sentido yo digo que entre las misma mujeres falta, siempre ha faltado, mucha autocrítica y que eso es lo que ha creado la gran separación entre ellas las mujeres. A las mujeres, creo, les ha faltado saber y gestionar cómo asumir sus propias diferencias e incluso indiferencias ideológicas. En aquel tiempo de lo que se trataba era de mostrar carne y entre más mejor, entonces ya no importaba que los culos fueran grandes y las tetas caídas puesto que eso se podría arreglar con cirugía y las mujeres que acudían a ello eran miradas y valoradas positivamente pues eran de una clase social que se lo podía permitir: más carne para el machismo o lo que es lo mismo: ¿a quiénes les convenían que las mujeres estuvieran mejores y más bonitas a la vista? ¿a ellas propiamente dicho o a los hombres? ¿no era eso otro acto de machismo el hacer que las mujeres antes vigiladas ahora se pusieran bonitas para ser miradas como si de ganado se tratara? ¿y cómo fue, y es, que las mujeres no se hayan opuesto a este acto de machismo?.

De aquella supuesta liberación de la mujer se ha pasado, creo yo, a la de ser puros objetos mercantiles y por lo tanto se asume, o lo asumen ellas, que hay la misma o más dependencia y por lo tanto es que siguen igual de sometidas que antes,¿o acaso no es verdad que se sigue con la discriminación de la mujer, con la violencia hacia las mujeres, con las injusticias sobre ellas en conceptos de reconocimientos laborales y así mucho más...?

Las mujeres deberían usar sus cuerpos sólo y en exclusivas para ellas en principio y después con quienes quieran compartilo pero siempre que sean ellas las que deciden y no otros, muchos otros, por ellas. ¿Qué ocurriría, o qué nos ocurriría a nosotros los hombres, si en vez de disfrutar con los desnudos de las mujeres de los otros viéramos en las calles, plazas, cines, bares, puestos de trabajos y otros tantos lugares los desnudos de nuestras propias mujeres que por medio de este acto, el de desnudarse públicamente para todos incluidos sus maridos, reivindicaran lo que se merecen como personas, como seres humanos de nuestra propia condición?. Creo que ésta y no otra es la revolución feminista pendiente de llevarse a cabo: NOSOTRAS PARIMOS, NOSOTRAS DECIDIMOS, rezaba un slogan hace unos años; pues bien, que vuelvan a decidir cómo quieren que sean miradas, observadas, tratadas e incluso respetadas.

Si yo fuera una mujer haría y estaría dispuesta a llevar a cabo esa revolución aún pendiente.

Manuel, África.
avatar
peregrino
Iniciado

Masculino

Re: MUJER Y FEMINISMO.

Mensaje por peregrino el Dom 23 Jun - 11:24

Una obra que me ha gustado leerlo.

Gracias.
avatar
ramiro
Usuario

Masculino en el foro.

Re: MUJER Y FEMINISMO.

Mensaje por ramiro el Jue 9 Ago - 12:02



Aún despues de años de publicado éste post, cuyo tema discertado es del siglo pasado. Es increible cómo hoy, se hace tan actual. Y, que bueno que no haya nacido mujer amigo Manuel. Saludos.

Ramiro






Contenido patrocinado

Re: MUJER Y FEMINISMO.

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Jue 16 Ago - 7:32