Portal Internacional de Poesía
4versos.com


Y nunca tuve el valor

kodaichi
kodaichi
Iniciad@

Masculino La Comarca

Y nunca tuve el valor Empty Y nunca tuve el valor

Mensaje por kodaichi el Lun 27 Ene - 16:00

Y nunca tuve el valor

A veces, pienso que…



Ahhh…

No sé qué decir…

No…

Ya…

No lo sé…

“Me había jurado no mirar… la azulada calle pintaba esas páginas, pero… sin pluma, sin tinta ¿Cómo no me di cuenta antes? Porque ni la luna y su fulgor reflejando mi perfil, ni las estrellas en su brillo iluminando su bóveda, no, ni la lluvia al emprender su viaje rumbo al olvido…”


Es un secreto, es un misterio, sin más palabras que un saludo y un adiós. No hay razones, solo emociones, sus estrellas le dieron la espalda a mis canciones.

La impaciencia acribilla cuan ingenua mi ilusión, hoy… ya no me quedan más palabras. Aún estoy de pie, y no contemplo el claudicar, mas noche tras noche, recuerdos oscurecen el sendero de mi voluntad.

El día ha caído… ¿Cuándo estuvo de pie? La duda hace eco en mí ser, los sentidos… ya no sienten, porque no hay más nada por sentir. Al final de la hora, aquel maldito inquisidor, condenado que ni en el más oscuro umbral del instante, cediese un solo paso contra mis, cada vez débiles, estocadas… que con solo sesenta latidos y armado de una sigilosa ansiedad, lograse colarse lentamente cual veneno rancio en mi garganta. Cada movimiento penetra en la ilusión, cada silencio precede al estruendo, cada mirada invade la calma, porque el péndulo… aún no ha dejado de danzar.

Yo… no lo entiendo, nunca… nunca quise conocer. Si las preguntas se elevan con el viento ¿Quién hay que pueda responderlas todas? Si la espera tensa mis cadenas, si las dudas hacen bacilar mi decisión ¿cómo librarme de ellas?

Quiero mantenerme en pie, aun no cedo la esperanza, pero el silencio inutiliza mis ansias, el sonido del vacío intenta menguar mi alegría por volver a escuchar, a oír, por volver… la a ver.

Ahora es que te das cuenta…

Es este  el camino que elegiste…

Pero sabes que nadie más lo recorrerá contigo…

Las arenas cubren su voz, el calor ofusca las miradas, este es el desierto que arrastre por soñar. Huellas sin pisadas, pasos sin sonidos, no veré la vida más allá de este incompleto prólogo. Réprobo y arrebatado final, él se jacta de su ley. Mi mente, hoy… dejo de estar a mi lado.

No soy tan rápido, no… no lo suficiente. Su luz, se desvanece en mis pupilas, solo me queda mirarla en mi decrepito resplandor, limitarme al consuelo de su brillo… ese que nunca se apagará.

Yo…

Yo quiero, deseo… anhelo, pero la distancia es mi tormento, y el tiempo mi asesino, pues mientras más cerca… más lejos huye de mí la confianza.

Cuantos días habré de esperar, cuantos meses tendré que callar, cuantos años… cuantos años más habrán de llevarse mis dudas para no ser resueltas jamás.

En silencio se cumple la condena, del juez traicionero y sin piedad que habita en mi interior. La pregunta remueve mi razón, llevándome a la calmada locura del que soy creyente, y una sola respuesta, un solo final… que, acribillándome, imaginé.

¿Se oculta en el dolor, la felicidad? O esta se disfraza de tortura.



Es cierto.

Nunca lo sabré… no, nunca hasta intentarlo.

¿Verdad?



Pero quiero creer que así concluirá.

Las palabras rodean tu camino…

Esas que ni siquiera pueden sostener el vacío que las encierra…

Versos acuden al llamado…

El séptimo cielo… te volvió a cerrar sus puertas…

Suave soplar, ruego hoy, acaricia mis heridas… todas cuantas halles en lo que acuñe al llamar existencia, todas cuantas me cause por miedo a conocer el final, porque ya no sé qué es verdad, y si lo es, ya no lo es más.

He intentado asirme del escudo del convencimiento, pero aun mis entrañas no dejan de temblar, y no… no puedo entender cómo es que hay luz en donde solo puedo tentar al tropiezo sin siquiera una pequeña llama para creer que hay vida en donde dicen todos, la hay. Al ver ese oscuro sendero no me veo sino solo tentado a creer lo que nadie cree.

Nunca viste la luz, por temor a que te segara…

Nunca pudiste cruzar, por miedo a la inmensidad de sus puertas…

Nunca te atreviste a luchar, por terror a sus ardientes llamas…

Nunca tuviste el valor…

Nunca actuaste…

Solo observaste…

¿Es real, o no lo es?

¿Es acaso mi crédula imaginación?

¿O la realidad rebasó a la ficción?

¿Por qué no puedo hablar más allá del saludo y el adiós?

¿Por qué la parva creatividad huye de mí en presencia de su celeste resplandor?

¿Por qué mi lengua se retrae en los caminos de ese ensueño?

¿Por qué tú vives, y yo muero?

¿Por qué te veo tan cerca y, sin embargo, estas tan lejos?

¡Por qué!






“Ese día los faroles cedían su brillo a la bruma, tenía miedo de mirar arriba, todos habían abandonado, el viejo promontorio yacía desolado”.






“Yo solo quería…”
Templario
Templario
Ciudadan@

Masculino sin fronteras.

Y nunca tuve el valor Empty Re: Y nunca tuve el valor

Mensaje por Templario el Mar 28 Ene - 18:29





Calan los sentidos la agudeza de tus letras.
Sin duda, tú, eres dueño de tu gran verdad,
las acciones determinan el resultado...es inevitable.
Gracias compañero kodaichi por hacernos partícipe de su obra.

Afectuosamente.

templario



Ligia Rafaela
Ligia Rafaela
Consagrad@

Femenino

Y nunca tuve el valor Empty Re: Y nunca tuve el valor

Mensaje por Ligia Rafaela el Jue 30 Ene - 13:01

Espléndidas letras que he tenido la libertad
de leer y recrearme con la profundidad de su contenido.

Saludos sinceros.




Ligia Rafaela Gómez Deroy


Y nunca tuve el valor Fotofl10
Mi corazón es la pluma y mi sangre la tinta
con que plasmo lo que mi alma siente.
invisible
invisible
Ciudadano Avanzado

Masculino

Y nunca tuve el valor Empty Re: Y nunca tuve el valor

Mensaje por invisible el Sáb 1 Feb - 15:34



En un ir y venir de letras, serpenteando entre verso y verso
reencuentro del mismo yo, el ego que queda al descubierto....ya todo está claro !

Un placer reencontrarme con tus letras.




kodaichi
kodaichi
Iniciad@

Masculino La Comarca

Y nunca tuve el valor Empty Re: Y nunca tuve el valor

Mensaje por kodaichi el Miér 5 Feb - 0:06

Gracias a ustedes, Templario, Ligia Rafaela, invisible... es grato saber que siempre hay quienes aprecian lo que, aveces con el alma en jaque, uno suele desbordar.

Gracias compañeros, y saludos a todos!
pedroza
pedroza
Iniciad@

Masculino

Y nunca tuve el valor Empty Re: Y nunca tuve el valor

Mensaje por pedroza el Miér 12 Feb - 13:36



Profundo escrito en donde el clamor del ser se enciende.


saludos y afectos Y nunca tuve el valor 3166741510 
DiEgO
DiEgO
Fundador

Masculino Sentado al pie del capulí !

Y nunca tuve el valor Empty Re: Y nunca tuve el valor

Mensaje por DiEgO el Dom 16 Feb - 15:02





Excelente desarrollo del tema central.
Digno y apropiado para una obra teatral !


Salud/os !
Y nunca tuve el valor 48





Por gracia de Dios soy cristiano......por mis acciones un gran Pecador !
avatar
darkmoon
Ciudadan@

Femenino

Y nunca tuve el valor Empty Re: Y nunca tuve el valor

Mensaje por darkmoon el Mar 4 Mar - 12:49

Interesante !
Suelen
Suelen
Iniciad@

Femenino

Y nunca tuve el valor Empty Re: Y nunca tuve el valor

Mensaje por Suelen el Sáb 15 Mar - 14:05


Hola

La Luz infunde sabiduría, valor, animo....develado el misterio,
ya no es mas un secreto. Gracias por compartir sus letras.

Feliz tarde para ti.


sue
RICARDO ALVAREZ
RICARDO ALVAREZ
Ciudadano Fama

Masculino GUALEGUAYCHÚ - PROVINCIA DE ENTRE RIOS

Y nunca tuve el valor Empty Re: Y nunca tuve el valor

Mensaje por RICARDO ALVAREZ el Jue 12 Jun - 18:01

@kodaichi escribió:
Y nunca tuve el valor

A veces, pienso que…



Ahhh…

No sé qué decir…

No…

Ya…

No lo sé…

“Me había jurado no mirar… la azulada calle pintaba esas páginas, pero… sin pluma, sin tinta ¿Cómo no me di cuenta antes? Porque ni la luna y su fulgor reflejando mi perfil, ni las estrellas en su brillo iluminando su bóveda, no, ni la lluvia al emprender su viaje rumbo al olvido…”


Es un secreto, es un misterio, sin más palabras que un saludo y un adiós. No hay razones, solo emociones, sus estrellas le dieron la espalda a mis canciones.

La impaciencia acribilla cuan ingenua mi ilusión, hoy… ya no me quedan más palabras. Aún estoy de pie, y no contemplo el claudicar, mas noche tras noche, recuerdos oscurecen el sendero de mi voluntad.

El día ha caído… ¿Cuándo estuvo de pie? La duda hace eco en mí ser, los sentidos… ya no sienten, porque no hay más nada por sentir. Al final de la hora, aquel maldito inquisidor, condenado que ni en el más oscuro umbral del instante, cediese un solo paso contra mis, cada vez débiles, estocadas… que con solo sesenta latidos y armado de una sigilosa ansiedad, lograse colarse lentamente cual veneno rancio en mi garganta. Cada movimiento penetra en la ilusión, cada silencio precede al estruendo, cada mirada invade la calma, porque el péndulo… aún no ha dejado de danzar.

Yo… no lo entiendo, nunca… nunca quise conocer. Si las preguntas se elevan con el viento ¿Quién hay que pueda responderlas todas? Si la espera tensa mis cadenas, si las dudas hacen bacilar mi decisión ¿cómo librarme de ellas?

Quiero mantenerme en pie, aun no cedo la esperanza, pero el silencio inutiliza mis ansias, el sonido del vacío intenta menguar mi alegría por volver a escuchar, a oír, por volver… la a ver.

Ahora es que te das cuenta…

Es este  el camino que elegiste…

Pero sabes que nadie más lo recorrerá contigo…

Las arenas cubren su voz, el calor ofusca las miradas, este es el desierto que arrastre por soñar. Huellas sin pisadas, pasos sin sonidos, no veré la vida más allá de este incompleto prólogo. Réprobo y arrebatado final, él se jacta de su ley. Mi mente, hoy… dejo de estar a mi lado.

No soy tan rápido, no… no lo suficiente. Su luz, se desvanece en mis pupilas, solo me queda mirarla en mi decrepito resplandor, limitarme al consuelo de su brillo… ese que nunca se apagará.

Yo…

Yo quiero, deseo… anhelo, pero la distancia es mi tormento, y el tiempo mi asesino, pues mientras más cerca… más lejos huye de mí la confianza.

Cuantos días habré de esperar, cuantos meses tendré que callar, cuantos años… cuantos años más habrán de llevarse mis dudas para no ser resueltas jamás.

En silencio se cumple la condena, del juez traicionero y sin piedad que habita en mi interior. La pregunta remueve mi razón, llevándome a la calmada locura del que soy creyente, y una sola respuesta, un solo final… que, acribillándome, imaginé.

¿Se oculta en el dolor, la felicidad? O esta se disfraza de tortura.



Es cierto.

Nunca lo sabré… no, nunca hasta intentarlo.

¿Verdad?



Pero quiero creer que así concluirá.

Las palabras rodean tu camino…

Esas que ni siquiera pueden sostener el vacío que las encierra…

Versos acuden al llamado…

El séptimo cielo… te volvió a cerrar sus puertas…

Suave soplar, ruego hoy, acaricia mis heridas… todas cuantas halles en lo que acuñe al llamar existencia, todas cuantas me cause por miedo a conocer el final, porque ya no sé qué es verdad, y si lo es, ya no lo es más.

He intentado asirme del escudo del convencimiento, pero aun mis entrañas no dejan de temblar, y no… no puedo entender cómo es que hay luz en donde solo puedo tentar al tropiezo sin siquiera una pequeña llama para creer que hay vida en donde dicen todos, la hay. Al ver ese oscuro sendero no me veo sino solo tentado a creer lo que nadie cree.

Nunca viste la luz, por temor a que te segara…

Nunca pudiste cruzar, por miedo a la inmensidad de sus puertas…

Nunca te atreviste a luchar, por terror a sus ardientes llamas…

Nunca tuviste el valor…

Nunca actuaste…

Solo observaste…

¿Es real, o no lo es?

¿Es acaso mi crédula imaginación?

¿O la realidad rebasó a la ficción?

¿Por qué no puedo hablar más allá del saludo y el adiós?

¿Por qué la parva creatividad huye de mí en presencia de su celeste resplandor?

¿Por qué mi lengua se retrae en los caminos de ese ensueño?

¿Por qué tú vives, y yo muero?

¿Por qué te veo tan cerca y, sin embargo, estas tan lejos?

¡Por qué!






“Ese día los faroles cedían su brillo a la bruma, tenía miedo de mirar arriba, todos habían abandonado, el viejo promontorio yacía desolado”.






“Yo solo quería…”
una pluma bien afinada y aguda. un texto excelente y muy buena prosa. mi aplauso kodachi. te dejo mis saludos
Lucas Fernandez
Lucas Fernandez
Huesped

Masculino

Y nunca tuve el valor Empty Re: Y nunca tuve el valor

Mensaje por Lucas Fernandez el Sáb 9 Ago - 17:01

Es admirable el talento que fluye de entre tu pluma, poco a poco invita a seguir tus huellas,
y no se que decirte, solo me adentro por el sendero que tu quieres mostrarme, no importa si juzgas,
si razonas, si crees tener en tus manos la verdad absoluta, si surgen las duadas, el temos y la desconfianza...
no importa, no. Solo veo una obra estupenda, gracias por compartirla.


Lucas



Contenido patrocinado

Y nunca tuve el valor Empty Re: Y nunca tuve el valor

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun 15 Jul - 20:01