Comunidad Internacional de Poesía


La forja del alma- Prólogo

Comparte
avatar
Alberto Sanchez
Iniciado

Masculino Valencia

La forja del alma- Prólogo

Mensaje por Alberto Sanchez el Jue Dic 07, 2017 6:28 am

PROLOGO
¡El teléfono fijo, suena insistente! «Mantengo mi aparato tradicional a pesar de estar invadido por la telefonía digital» y tras levantarme lentamente del sofá,  lo descuelgo.
—¿Dígame?
En el otro lado escucho una voz femenina con acento sudamericano:
— ¿Alberto?
— ¡Sí! Soy yo.
— ¿No te acuerdas? Soy Ana María.
— ¡Por todos los demonios! ¡Cuánto tiempo sin noticias! ¿Cómo te encuentras?
— Bien, bien ¿Y Carmen, como esta de salud?
— Ella está mucho mejor que yo, a mí las rodillas me están matando, ¿Pero, y tu hijo, ya habrá comenzado a ayudarte en la clínica, después de esos viajes por el mundo?
—De  él quiero hablarte: Se le ha metido en la cabeza el conocer todo lo relacionado con mí pasado en España y quiere viajar hasta la Península para conocer  lo ocurrido con su padre y mis amistades allí.
»No he sido capaz de persuadirle, pues está en su derecho tratando de averiguar sus orígenes. He pensado que nadie mejor que tú, para contárselo.
—Sabes que me cuesta hablar de aquellos tiempos pero si es tu deseo, cuenta con ello—le dije un tanto reticente
—Te estaré muy agradecida querido amigo, un beso muy fuerte para tu esposa y para ti.
***
Lo recogí en la estación, venía en el AVE, desde Madrid, y no tenía ni idea de su aspecto, pero él me dijo por teléfono que se pondría una gorra con la bandera de Ecuador para que le reconociese. No hizo falta,  al verle, inmediatamente me recordó a su padre.
Alto, corpulento y de aspecto atlético; su cara proporcionada y los ojos negros intensos, herencia de su madre.
Finalmente en casa, después de recogerle, tuve una conversación cara a cara con Álvaro tras descansar del viaje:
— ¡Ahora, después de tantos años, me pides que te cuente  todo lo que sepa sobre  tu padre! ¡Me dices que su muerte te ha dejado un cumulo de dudas al no conocerle! Supongo que Ana María te habrá contado algo, pero me imagino que no lo suficiente, de haber sido de otra forma, no te habría  recomendado hablar conmigo.
—Sin duda Señor me consta que nadie mejor que Usted para informarme.
—Veo que has recorrido muchos kilómetros desde tierras americanas para verme, sin tener en cuenta que a mi edad la memoria en algunas personas se quiebra y todo el viaje habría sido inútil. Pero afortunadamente, para ti, siguen vivos todos aquellos momentos, diría yo que grabados a fuego en mi memoria.
»Que conste que lo que me pides no es sencillo. Hablar de lo ocurrido me trae momentos muy dolorosos que ahora trato de desecharlos de mi cabeza, y no remover el pasado. Pero tú eres su hijo y creo que debes saber los detalles de las personas que influenciaron notablemente en tu padre y en tu madre.
»Querido Álvaro, el tiempo transcurrido desde el momento que tuvo origen esta historia, se remonta a la España de posguerra y quiero narrártela desde todos los ángulos posibles  para que finalmente tengas un juicio de valor de lo que paso, teniendo en cuenta las circunstancias en que se encontraba España en aquellos años.
»Puedo asegurar que la montaña trasformó mi vida a partir de los diecisiete años, igual que a tu padre y a otros muchos, fue el lugar perfecto para conocer gentes que nos inculcaron otras enseñanzas y abrieron nuestras mentes con distintos puntos de vista, con los que enriquecimos nuestra personalidad.
Tu padre tuvo mucho que ver en ello, él fue mi mentor y no puedo olvidar con que cariño, consiguió influenciar en mí.
avatar
Zara Mei
Moderador

Femenino

Re: La forja del alma- Prólogo

Mensaje por Zara Mei Ayer a las 2:01 pm


Se muestra interesante, el principio siempre abre un abanico de inquietudes que estoy segura se develaran conforme coninuemos...

Zara Mei




    Fecha y hora actual: Lun Dic 11, 2017 12:08 pm